a

Fr. Antonio Baute Dorta (1931-2018)

1 ags 18. Ayer falleció en nuestro convento de Las Palmas de Gran Canaria. Descanse en paz. Había nacido en Tacoronte (Tenerife) el 17 de enero de 1931. Emitió su profesión solemne el 15 de agosto de 1957. Descanse en paz.

Fr. Miguel Cardona Barquero (1940-2018)

En el día de hoy, 29 de julio de 2018, ha fallecido en la enfermería San Antonio del Retiro (Madrid) nuestro hermano Miguel Carmona Barquero, al que no hace un año los médicos le detectaron un cáncer de páncreas con ramificaciones en el hígado. Formaba parte aún de la Fraternidad del Real Monasterio de Guadalupe (Cáceres), donde fue atendido hasta su traslado al convento madrileño. Teniendo conocimiento de la enfermedad y sometido a un largo tratamiento de quimioterapia con el añadido de los fatigosos viajes desde el lugar de residencia al hospital de Cáceres, fray Miguel mostró una serenidad envidiable y una conformidad extraordinaria, que no decayó con la rotura y operación de una cadera, consecuencia de la enfermedad que padecía. Habiendo sufrido trances similares en otros miembros de su familia, siempre se mostró animoso, libre de dolores y con la certeza de que el Señor y la Santísima Virgen de Guadalupe le amparaban en su desgracia. Refugios que le han mantenido incólume hasta el final de sus días terrenos.

Fray Miguel Carmona Barquero nació en Quintana de la Serena (Badajoz) el 19 de enero de 1940, aunque su familia (perdió al padre el mismo día de su nacimiento) se había afincado en Pamplona(Navarra). El año 1958 llegó a nuestro convento de Loreto (Espartinas, Sevilla), donde fue postulante hasta ser admitido a la vestición del hábito el 2 de agosto de 1961. Le escuchamos algunas veces que los formadores habían acordado repitiese el noviciado por el tiempo que gastó aquel año en trabajos de índole doméstico. Oído su parecer, el entonces ministro provincial, fray Santiago Alcalde Rodríguez (1962-1968) —al que luego tuvo tiempo de servir con esmero y dedicación—, le admitió en calidad de oblato o terciario perpetuo, en el argot de la época. Eso explica que fray Miguel, después de muchos años en la Orden, iniciase el noviciado en Guadalupe el 10 de marzo de 2002, hiciese la profesión simple el 29 de septiembre de 2003 y, la perpetua o solemne, el 15 de diciembre de 2007.

Estamos, pues, ante un varón hacendoso, infatigable servidor de los hermanos en las sacristías, porterías y cocinas de los conventos donde habitó, sin amilanarse ante las dificultades y estrecheces, con paso firme y destreza. Vitalista y buen conversador, fray Miguel dejó grato recuerdo entre los trabajadores y amigos que trató. Tuvo un largo destino en la Fraternidad de san Pedro de Alcántara, en Tenerife (19621983),de la que, por un tiempo, fue administrador (1977-1980); pasó por el siempre memorable santuario de la Virgen de Lorero (1983-1986), la soleada y bienquerida Madre de Dios, en Lucena (19861992), una breve estación en Belalcázar Córdoba) para arribar, por fin, a Guadalupe (Cáceres),donde por más de veinte años permanecería recibiendo peregrinos y visitantes en el camarín de la Virgen Morena. Ayudado por la garrota, a causa de sus problemas de circulación y artrosis, nunca quiso dejar esta prestación, que tenía por mérito de vejez a los frailes. También alivió el trajín del sacristán en meses de sobrecarga, vacación y enfermedad. ¿Quién no recordará en Guadalupe su bien timbrada voz rezando, como un almuédano, la oración de mediodía?

Junto a sus hermanos y sobrinos —con los que hasta el final mantuvo una relación de profundo afecto—, encomendemos al hermano que nos dejó a la poderosa intercesión de la Virgen María, bajo la advocación de Guadalupe, a la que rezaba con filial devoción y en cuyo regazo deseó tener su último suspiro. Descanse en paz, aguardando el salario de los justos.

FRAY ANTONIO ARÉVALO SÁNCHEZ, OFM


Fr. Félix Robledo García (1931-2018)

24 jun 18. Murió en el Santuario de Nuestra Señora de Regla de Chipiona (Cádiz) el 24  de Junio de 2018 a los 87 años, 69 años de profesión, 63 de sacerdocio y 19 de misionero en Marruecos.

Fr. Félix nació el 10 de enero de 1931 en el pueblo burgalés de Sasamón. Hijo de Juan y Nicanora. Era el tercer hijo del matrimonio. Su madre murió cuando él era pequeño y se hizo cargo de la familia su tía Mercedes, hermana de su padre, que a su vez era la madre de Fr. Esteban y Fr. Jesús Ibáñez. Quizá ella fuera quien encauzara la vocación franciscana de nuestro hermano como lo hizo anteriormente con sus hijos.

Después de los estudios primarios en su pueblo natal ingresa a los  13 años en el convento de Estepa y posteriormente en Martos (Jaén). Su noviciado trascurre del 2 de octubre de 1948 al 3 de octubre de 1949 en Lebrija (Sevilla). Tras su primera profesión es destinado a Chipiona a hacer los estudios teológicos. Profesa solemne el 3 de Octubre de 1952 y recibe el ministerio sacerdotal el 29 de mayo de 1955 en Chipiona de manos del Excmo Mons. D. Tomás  Gutiérrez Díez.

Aunque nuestro hermano ha estado en más fraternidades hacemos referencia a los tres lugares en los que estuvo más tiempo y desempeñado  de forma más plena su entrega. La primera etapa corresponde a su estancia en Marruecos, en varias localidades (Tánger, Tetuán y Larache). En los veintisiete años de estancia unió su tarea educativa en el instituto español como profesor de religión con las tareas parroquiales, grupos, acompañamiento y jóvenes.

La segunda etapa corresponde a la de Vélez-Málaga. A esta localidad llega en el año 1979 y está hasta 1997. Allí continúa impartiendo clases de religión hasta la jubilación en 1994. Son muchas las funciones y tareas que desempeña en estos años desde la guardianía del Convento hasta la ayuda en la parroquia, capellanías y acompañamiento a las numerosas hermandades que residen en nuestro templo conventual.

La tercera etapa corresponde a Estepa. Allí estuvo veinte años. En este periodo sirve a la fraternidad como guardián pero sobre todo como vicario durante muchos años. Siempre pendiente de los servicios de la fraternidad, sirviendo a las comunidades religiosas, acogiendo a los que venían a la casa de espiritualidad y a los hermanos que por allí pasan. Destaca por su entrega a los Equipos de Nuestra Señora y el servicio a los devotos de San Antonio. De carácter recio pero a la vez mostraba en su sonrisa un alma sencilla, fraterna y tremendamente franciscana. Le encantaba ponerse a la mesa como el que sirve, acoger al que llegaba, despedir al que se iba y hacer familia con quien vivía. Cuánto saben los almendros del Cerro de San Cristóbal de sus pensamientos que escribía en unas pequeñas libretas a lápiz con una preciosa letra de molde.

Un Alzheimer fue deteriorando su mente pero nunca su alma ni corazón que estuvieron íntegros hasta el momento que el Señor lo llamó pasado el mediodía del 24 de Junio, Solemnidad de San Juan Bautista y día del Señor. De la liturgia de este día tomamos esta antífona que encaja y resume la vida de nuestro hermano: “Éste vino para dar testimonio de la verdad”.

Fr. Juan José Rodríguez Mejías, ofm.


Fr. Ignacio Sáenz Elejalde (1935-2018)

Fr. Ignacio Sáenz15 jun 18. Ha fallecido en Espartinas en el día de hoy. Había nacido en Bermedo el 21 de noviembre de 1932. Profesó solemne en 1956 y fue ordenado sacerdote en 1957.

Ignacio nace en una familia numerosa y muy cristiana un día de san Ignacio de Loyola de 1932. Como casi todas las vocaciones de aquel momento ingresó de joven en el Seminario franciscano de Fuente del Maestre (Badajoz).

A los 17 años hizo el noviciado en esta Casa de Loreto; al año siguiente hizo la profesión simple y en 1956 la profesión solemne. Se ordenó de sacerdote el día 5 de mayo de 1957. Hombre enérgico y trabajador, pero a su vez afable y tímido. La primera etapa de su vida religiosa transcurre en los conventos de Sevilla y la segunda en las Islas Canarias.

Después de su ordenación, Loreto, San Buenaventura y San Antonio de Sevilla serán sus destinos, casi siempre ejerciendo el servicio de administrador. Siendo provincial Fr. Serafín Chamorro fue administrador de la Provincia Bética desde 1974 a 1980. Durante esta época, todavía llena de necesidades y con bastantes vocaciones, se distinguió por buscar recursos, trabajar y aportar cuanto estaba de su mano a favor de los hermanos y las fraternidades. También durante su estancia sevillana ejerció de capellán en el Colegio que las religiosas del Santo Ángel tienen en Sevilla, siendo muy notable su actuación ya que su recuerdo perdura hasta hoy en muchas religiosas y en las antiguas alumnas de este Centro.

En los años ochenta fue destinado a Las Palmas y de ahí a Tenerife donde continuó prácticamente hasta nuestros días. Le asignaron la Parroquia de la Candelaria en la Cuesta, a medio camino entre La Laguna y Santa Cruz. Trabajó en la edificación material de un nuevo complejo parroquial con templo, salones pastorales y casa rectoral, creando según sus posibilidades la comunidad parroquial que hoy se conoce en aquel barrio de trabajadores y de muchas personas necesitadas. En tanto, moró en los Conventos del Cristo de La Laguna y de san Pedro de Alcántara en santa Cruz.

Aquejado de enfermedad irreparable, la cual aceptó con benignidad y paciencia, por disposición de la obediencia fue trasladado a la Enfermería de Loreto, donde consumó sus días hasta su tránsito de este mundo.

Deja el recuerdo de una vida entregada, en la austeridad y la servicialidad, a favor de los hermanos y de quienes lo necesitaron, y un recuerdo imborrable en el Barrio de la Candelaria. Descanse en Paz.

Fr. Joaquín Domínguez Serna, OFM

Fr. Manuel Edo Prades (1935-2018)

Vicente Esteve30 may 18. Ha fallecido hoy en Villareal (Castellón) donde estaba destinado. Había nacido en esa misma ciudad castellonense el 12 de febrero de 1935. Fue ordenado sacerdote en 1965.


Fr. Vicente Esteve García (1931-2018)

Vicente Esteve11 abr 18. Con esta fecha falleció en Algemesí, el pueblo donde había nacido el 24 de enero de 1931. Hizo el noviciado como hermano no clérigo. Profesó solemne en 1970.

Los últimos años esta en su puebl con su familia debido a que padecía depresión.